El aroma del tiempo

Un ensayo filosófico sobre el arte de demorarse

(0)
Mi valoración:

Datos del libro

Papel
Título original: Duft der Zeit. Ein philosophischer Essay zur Kunst des Verweilens
Clase de producto: Ensayos
Editorial: Herder Editorial
Edición: 1
ISBN: 9788425433924
Publicación: 05/2015
Formato: Rústica con solapas
Idioma: Español
Idioma original: Alemán
Número de páginas: 168
Impresión: 5
Tamaño: 12.20 x 19.80
12.00 €

Plazo de entrega

Epub
Clase de producto: Ensayos
Editorial: Herder Editorial
ISBN: 9788425433931
Publicación: 05/2015
Formato: EPUB
Idioma: Español
7.99 €

Byung-Chul Han reflexiona en este ensayo sobre la crisis temporal contemporánea, en diálogo con Nietzsche y Heidegger. La fugacidad de cada instante y la ausencia de un ritmo que dé un sentido a la vida y a la muerte, nos sitúa ante un nuevo escenario temporal, que ya ha dejado atrás la noción del tiempo como narración. Según Byung-Chul Han, no estamos ante una aceleración del tiempo, sino ante la atomización y dispersión temporal —a la que llama disincronía—. Cada instante es igual al otro y no existe ni un ritmo ni un rumbo que dé sentido a la vida. El tiempo se escapa porque nada concluye, y todo, incluido uno mismo, se experimenta como efímero y fugaz. La muerte es un instante más, lo cual invalida la vivencia de la muerte, en Nietzsche y Heidegger por ejemplo, como consumación de una unidad con sentido. El presente libro sigue el rastro, histórica y sistemáticamente, de las causas y síntomas de esta disincronía. Pero el final del tiempo como duración narrativa no tiene por qué traer consigo un vacío temporal. Al contrario, da lugar a la posibilidad de una vida que no necesita de la teología ni la teleología, y que a pesar de ello tiene su propio aroma. Pero para ello es necesario un cambio. En palabras de Byung-Chul Han, «la crisis temporal solo se superará en el momento en que la vita activa, en plena crisis, acoja de nuevo la vita contemplativa en su seno.»

Reseñas en medios

Byung-Chul Han: «Hoy no se tortura, sino que se “postea” y se “tuitea”»
Fuente:  Red Filosófica de Uruguay -  Viernes 20 Mayo 2016

Otros libros del autor